LAS ELÉCTRICAS, LOS GOBIERNOS Y SU CONTINUO DESPRECIO A LA CIUDADANÍA

Desde hace ya tiempo, vengo observando en la factura de la luz que nos están incluyendo esos apartados remarcados en amarillo, a los que cualquier persona medianamente sensata no vería por dónde cogerlo.

Hace ya muchos años, también nos incluyeron en la factura de la luz otro campo muy del estilo que decía “Minería del carbón”, pero como era demasiado aberrante al final le quitaron el nombre y lo incluyeron sin el nombre en otra partida con un nombre amorfo, partida en la que jamás supo nadie qué era lo que había, salvo los que leyeran el Boletín Oficial del Estado donde aquello se aprobó. Y lo peor, es que aún seguimos pagando aquélla “Minería del Carbón”, actualmente sin nombre e incluida en esa partida que os comentaba con anterioridad, y además, ya en el colmo del asunto es que las minas de carbón desaparecieron y las centrales térmicas, que eran sus principales clientes, dejaron de funcionar como tales, aunque eso sí, a nadie se le ocurrió quitarnos ese inexistente servicio de nuestra factura de la luz.

En mi tierra, por aquél tiempo, había una mina de hierro que daba trabajo y vida a toda una comarca, pero que terminó yéndose al garete porque no tuvimos suerte de que la mina en vez de ser de hierro fuera de carbón y por tanto nunca recibiera ayudas de la del estilo que hablamos. Y así, toda esa comarca del Marquesado del Zenete* pasó de ser próspera a ser poco menos que una ruina.

Porque digo yo que la minería del carbón tendría todo su derecho, pero la minería del hierro también.

Y es que en nuestra España ya se sabe, si tienes padrino te bautizas y si no lo tienes…

Pues parece ser que a nuestros mandamases aquél expolio de nuestros bolsillos con la vergonzosa denominación de “Minería del carbón” se les ha olvidado, y ahora pretenden volver a hacernos comulgar con ruedas de molino y ya han colado en nuestra factura de la luz otro epígrafe como el que se muestra subrayado en la imagen del principio.

Y es que volvemos a lo mismo y vuelve a ser de todo punto no entendible para el ciudadano normal, aunque parece ser que para las cabezas pensantes de nuestros mandamases es todo correctísimo.

Es como si ahora, cuando fueras a comprar cualquier producto del campo en la factura te encontraras, además del correspondiente precio y su IVA, toda una relación de los costos de producción, tales como abonos, gasoil, aceite y mil cosas más del tractor, electricidad de los almacenes, agua de riego y de los almacenes… y así un largo etcétera que se le podría ocurrir al primer espabilado que pasara por allí con una migaja de mando.

Y no digo espabilado en sentido peyorativo, sino todo lo contrario, pues de verdad de verdad ¿quiénes son aquí los listos y los tontos?

Solo recordaros que algunos de nuestros mandamases dejaron la política después de trabajar solo unos poquitos años, pero se fueron con una paga vitalicia que la mayoría de los ciudadanos de a pie jamás cobrarán ni de lejos, y con una serie de prebendas como coche oficial y chófer y oficina con personal; pero es que además, encima, otros muchos que no pudieron acceder a eso se les colocó por la puerta grande en el Consejo de Estado, donde siguen percibiendo sueldos estratosféricos con muy poquito trabajo que hacer, pues de todos es sabido los ochocientos y pico asesores con los que cuenta nuestro actual Gobierno.

Y ya en el recolmo de los despropósitos, muchos de nuestros mandamases al final fueron a dar con sus posaderas a confortables sillones de diversos Consejos de Administración (eléctricas principalmente, ¡mira qué casualidad!), donde el trabajo es inexistente pues la mayoría de ellos no sabían hacer otra cosa, pero los sueldos siguen siendo de otra galaxia y nunca por debajo de los 200.000 euros.

Y todo lo anterior cargado a nuestras espaldas.

¿Hasta cuándo seguiremos aguantando semejantes injusticias?

Que ustedes sigan bien.

*El Marquesado del Zenete en la comarca de Guadix (Granada), comprende por orden alfabético los siguientes pueblos:

– Aldeire.

– Alquife.

– Dólar.

– Ferreira.

– Huéneja.

– Jérez del Marquesado.

– La Calahorra.

– Lanteira.

Anuncio publicitario

Acerca de Roberto Balboa

Me gusta viajar, leer, la naturaleza y los animales, aunque no desprecio una buena conversación al fragor de una crepitante chimenea con unos vinillos de la tierra.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LAS ELÉCTRICAS, LOS GOBIERNOS Y SU CONTINUO DESPRECIO A LA CIUDADANÍA

  1. Leandro dijo:

    El problema de las eléctricas es que tienen a muchos políticos metidos en ellas, la mayoría son socialistas, el último fichaje como asesor de Iberdrola ha sido Antonio Luis Carmona, que cobra medio millón de euros al mes. Los clientes tienen que apechugar con los sueldos de todos estos impresentables. Los ochocientos asesores son del presidente del Gobierno, que creo que cobran unos veinte millones de euros al año… Y el pueblo calla y apechuga con tanto tarugo

  2. Manuel Ortega C. dijo:

    Más claro, imposible. Y da igual el color del gobierno. Una vez conseguido el sillón, ya no se deja, sea de la forma que sea, bien mediante puertas giratorias, asesores etc. La solución podría ser el que cada diputado respondiera de su gestión periódicamenteen la zona donde ha sido elegido y además listas abiertas no mediatizada por el secretariado de cada partido.

    • Amigo Manuel, lo que dices sería muy adecuado entre personas sencillas y sensatas, pero por desgracia son apelativos poco adecuados para muchos de nuestros políticos, y mucho menos para sus maquinarias de poder.
      Tendremos que seguir esperando a ver si tenemos una miajilla de suerte y la evolución natural fuera a mejor.
      Un abrazo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s