SE PUEDE SER MÁS “TONTA, TONTE, TONTI, TONTO O TONTU”

Sé que no debe decirse porque no está admitido por la RAE (Real Academia Española de la Lengua), pero si la ministra se permite la licencia de decirlo a cara de perro ante medios de comunicación estatales, puede que yo esté anticuado y las reglas de la RAE hayan cambiado.

Pero ante la duda y antes de compartirlo con vosotros, me he asegurado, y si hay alguien “equivocada, equivocade, equivocadi, equivocado o equivocadu” es la ministra de turno. Y es que claro, si se pasaron por los reales alcázares nuestra Constitución, ¿no se van a pasar a la RAE?

No podemos esperar que el país vaya bien mientras lo pongamos en manos de gente de esta calaña, que dicen tener una carrera y unos másteres, y para empezar no saben expresarse correctamente, y para seguir, la prensa (ver siguiente enlace) la ha dejado por mentirosa al demostrar que los tres másteres de los que presumía, no existen, corrigiéndolo en su perfil la Moncloa.

https://www.abc.es/espana/abci-moncloa-borra-tres-masteres-falsos-curriculum-yolanda-diaz-202106182027_noticia.html

Es como si para construir un puente contratáramos al farmacéutico del pueblo; mucho me temo que íbamos a tener problemas. Pues eso es lo que nos pasa, que estamos teniendo problemas… y cada vez más graves.

Aquí les dejo un par de perlas de la ministra.

https://www.facebook.com/groups/718411734873089/posts/5235110156536535/

https://www.facebook.com/100007123381020/videos/455407556413269/

¡Que ustedes sigan bien!

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

NO TODO VALE EN POLÍTICA

Creo que si una persona milita en un sindicato o en un partido político, se supone que está de acuerdo con la gran mayoría de ideas que traten de llevar a término. Y de la misma manera creo, que si en un momento dado éstas organizaciones dan un volantazo y cambian la dirección, liberan a las personas para poder abandonar el grupo sin faltar a la palabra comprometida.

En su día, algunas de estas organizaciones apoyaron a los “golpistas catalanes”, y como consecuencia dejaron las manos libres a muchos de sus afiliados, que al final decidieron irse de la que había sido su casa durante muchos años.

Y creo que tenían que haber sido muchos más los que lo hicieran, pues de quedar junto a ellos estaban siendo conniventes con sus acciones, y quien apoya a un golpista al menos es cómplice de sus acciones.

No podemos ser totalmente intransigentes con unos y permisivos con otros, cuando ambos han intentado imponer su voluntad por encima de nuestra común Carta Magna, nuestra Constitución. Nuestro actual Gobierno, aunque llamarle Gobierno es mucho decir, no hace más que caminar en esa dirección, y no ya por esas leyes de pacotilla que no sirven más que para mirarse el ombligo y gastarse la friolera de miles de millones de euros, sino porque en un corto espacio de tiempo el Tribunal Supremo ha tenido que enmendarle la plana hasta en tres ocasiones.

Nuestro presidente, título que otorgarán las leyes pero no el trabajo que realiza, está más por otras labores más placenteras que la de devanarse la inteligencia tratando de ayudar a los conciudadanos; el Falcon, usado como si fuera de su propiedad, y las vacaciones a gastos pagados en lugares idílicos, y el contrato de su mujer en un puesto de trabajo espléndidamente remunerado y al cual no tiene que acudir (nadie la ha visto ir a trabajar ni un día), y la colocación de cientos de amiguetes y adláteres que lo único que hacen es cobrar muy buenos sueldos, reuniendo la mayor cantidad de asesores en torno a su persona de todos los presidentes del Gobierno que hemos tenido, son entre otros los entretenimientos que le ocupan su tiempo.

La gran mayoría de la sociedad española está muy cansada de ver como es la gran olvidada, y ya hace tiempo que le está mandando mensajes muy claros, como han sido las últimas elecciones de Castilla-León y las de Andalucía, pero también está muy claro que al señor presidente todo eso se la trae al pairo; él ya tiene su gran paga fija hasta que se muera… y el que venga detrás, que arree. Pero es que además está más por la labor de socavar los cimientos de nuestra sociedad que por cuidarlos, de tal guisa que donde la Constitución consagra la separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, él hace con ellos lo que cualquier trilero de feria y los mangonea a su antojo; todo sea por mantenerse en el poder.

Además, con ese Gobierno multicolor tan mal avenido, formado por esa cantidad de ineptos, ineptitud que han demostrado fehacientemente, y que se dedican cada vez más a inventar chorradas que a aportar soluciones, pero a los que debe tener contentos, y lo hace dándoles miles de millones de euros que no tenemos para que se lo gasten en verdaderas tonterías que en nada ayudan a los graves problemas con los que se enfrenta la sociedad actual. No os voy a cansar con la larga lista de despropósitos que estoy seguro que muchos de vosotros conoceréis en todo o en parte.

Una más de las muchas pruebas evidentes de la ineptitud de nuestro Gobierno, es la ministra de Hacienda, la misma que dejó las cuentas de Andalucía hechas unos zorros, los mismos que luego aprovecharon para ponernos todas las trabas del mundo desde el Gobierno de España. Menos mal que la sustituyó alguien con más sentido del deber, más serio y mejor preparado y actualmente las cuentas ya presentan desde hace mucho tiempo superávit.

Ahora, la buena señora, en vez de destrozar las cuentas de Andalucía se dedica a destrozar las cuentas de España, que en sus manos ya han pasado de tener un déficit de 1 billón de euros a tener un déficit de 1,5 billones de euros… pero que no os preocupéis que seguro que aquí no quedará la cosa.

Pues nuestro señorito de Andalucía, con la inmensa maquinaria de poder que maneja su partido, pensaba que esto era pan comido y que había cogido la senda buena que le llevaría hasta San Telmo… y puede que incluso, posteriormente, hasta la Moncloa. De ahí que tal vez empezara su peregrinar tal y como lo hizo el actual inquilino de la Moncloa, colocando a su mujer de aquélla manera, ninguneando los derechos de otros ciudadanos que optaban al mismo puesto de trabajo, pero que por mucho que corrieron al presentar sus instancias, llegaron tarde; la señora del señorito no solamente había presentado la instancia antes que nadie, sino que hasta ya le habían adjudicado el puesto de trabajo cuando todavía el plazo de presentación de instancias no había concluido. ¡Qué poca vergüenza!

Pero es que luego les oyes hablar, acusar a los demás y cuanto se les ocurra, como si Dios estuviera sentado a su derecha y ellos fueran el centro del universo. Y cuando alguien les echa en cara alguno de sus muchos desaguisados, responden cambiando de tema, pero jamás haciendo frente a sus vergüenzas, que no son pocas. La relación de sus iniquidades no tiene fin y son conocidas de la inmensa mayoría de los españoles, por lo que aquí nos hemos limitado a un pequeño bosquejo.

Y ya termino con una pequeña reflexión de la que quiero haceros partícipes:

“Si alguien te engaña una vez, es culpa suya, pero si te engaña dos veces, es culpa tuya.”

Que ustedes sigan bien.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Lo que nos faltaba…

Como no teníamos bastante con validar las mezquinas y dictatoriales acciones de algunos dirigentes políticos catalanes, de algunos cuasi terroristas políticos vascos, del dictador venezolano que todos conocemos por haber llevado su país a la ruina, siendo uno de los más ricos del mundo, etc., etc., etc., ahora también vamos a tener que aguantar que le ría la gracia al rey de Marruecos, ese dictadorcillo que ya tiene muy bien aprendida la lección desde que su padre le preparó para dirigir los designios de su país con mano más que dura, que invadió unas tierras que no le pertenecían desde la célebre “Marcha Verde” y que las dirigió desde entonces hasta su muerte sin tener en cuenta ni las directrices de la Comunidad Internacional ni las opiniones de sus legítimos propietarios, el pueblo saharaui, al cual ambos han pisoteado desde entonces.

Pues bien, nosotros le vamos a seguir riendo la gracia a este personaje, cuando este personaje no para de darnos por saco de todas las maneras posibles; anexionándose aguas territoriales españolas que jamás le han correspondido, intentando anexionarse la isla de Perejil, facilitando de todas las maneras posibles esa invasión silenciosa que venimos padeciendo a través de las fronteras comunes de Ceuta y Melilla, y mirando para otro lado en el caso de sus conciudadanos que cogen una balsa de juguete para hacerse al mar y tratar de llegar a España, personas que en muchos casos acaban en el fondo del mar. En fin, todo un rey preocupado por sus súbditos como puede entenderse.

Pero es que además hay que añadirle que si este amor fructificase, no sería visto con muy buenos ojos por nuestro principal proveedor de gas natural, Argelia, y tal vez podríamos encontrarnos en una muy difícil y complicada situación. Ojalá me equivoque.

Y no os aburriré con las mil y una mentiras que todos conocemos de este ¿Gobierno? y que se pueden encontrar en la red a poco que nos interesemos en ellas, pues si no sería muy difícil acabar esta reflexión en voz alta.

Pero no todo iba a ser malo, creo que ya le van de camino más de 20.000 millones de euros a una de nuestras ministras para un Plan Estratégico de Igualdad, que en las primeras horas de haber visto la luz la noticia, ya había recibido más de 8.000 críticas negativas.

En fin, que tenemos lo que tenemos y de momento toca fastidiarnos, visto lo visto.

¡Que ustedes sigan bien!

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

LA COMUNIDAD…

Érase una vez una comunidad de vecinos bien avenida, donde todos solían estar a una, como en Fuenteovejuna, y donde nunca había habido un problema grave.
Eso sí, era una comunidad muy particular pues no se regía por las democráticas leyes al uso, sino por otras un tanto peculiares como más adelante os contaré.
Y un día pasó lo que antes o después tenía que pasar, y es que se presentó un grave problema que a todos atañía y, por tanto, entre todos debían buscarle una solución.
Se había producido un socavón en las escaleras entre el quinto y el sexto piso y obviamente a esa situación había que buscarle una solución inmediata y satisfactoria para todos.
Inmediatamente el presidente de la comunidad convocó una asamblea general extraordinaria, que era lo que correspondía ante una situación de esta gravedad según las peculiares leyes de esta comunidad.
Unos días después se abría la asamblea con la presencia de los cuarenta y ocho vecinos, y tras exponer la delicada situación en que se encontraba la escalera del bloque de vecinos por el socavón que recientemente se había producido, se otorgó el derecho de palabra a quien quisiera hacer uso de él, pues era un derecho inherente a todos y cada uno de los vecinos de la comunidad; aunque resultó un poco anárquico por la intervención atropellada de muchos de los vecinos, al final se estuvo de acuerdo en que era algo que afectaba a la comunidad y que había que arreglar a toda costa, por lo que se decidió que aquello había que arreglarlo y, por tanto, se pasó a la preceptiva votación.
Todos votaron a favor de arreglar aquello, menos un vecino, y por tanto, según las peculiares leyes que regían la comunidad y que ya os contaba al principio, la proposición no salió adelante.
Resulta que no se sabe por qué arte, en las leyes que regían la comunidad, había cinco vecinos que tenían un derecho muy especial, el “DERECHO DE VETO”, lo que significaba que con el único voto en contra de cualquiera de esos cinco vecinos, ninguna propuesta podría ser aprobada, aunque la votaran favorablemente el resto de los vecinos.
Y que sepamos, aquel problema se mantuvo en la comunidad durante muchos muchos años.
¿Qué os parece la ley que regía esta comunidad de vecinos?
Imagino que casi como a todos no os parecerá bien, pues el voto de un vecino nunca debe ser más que el de otro.
Pues ahora viene a donde yo quería llegar.
Y es que nuestra ONU (Organización de las Naciones Unidas) funciona con una ley semejante a la que os he expuesto, aunque no os lo creáis, pues hay cinco países en el seno de la ONU que tienen el “DERECHO DE VETO”, lo que significa que ocurre lo mismo que en la comunidad, que aunque todos los países del mundo voten a favor una propuesta, si uno sólo de estos cinco países vota en contra, la propuesta nunca será aprobada.
Y esto viene a colación de lo siguiente:
Si la Asamblea General de la ONU aprobara una resolución en el sentido de que se diera por terminada la guerra entre Ucrania y Rusia, y Rusia usara su “DERECHO DE VETO”, esa resolución jamás vería la luz.
Es de vergüenza que en una institución de esa magnitud, que pretende representar al mundo y a sus ciudadanos, en los tiempos que corren y donde a la mayoría de nuestros políticos se les llena la boca con tanta democracia, se puedan usar semejantes leyes totalmente antidemocráticas, totalmente asumibles por la dictadura más rancia que podamos tropezarnos.
A qué tendremos que esperar la inmensa mayoría de países y de ciudadanos para que alguien con un poco de sentido común pueda cambiar esa ley y convertirla en algo acorde y digno de una democracia actual.
Mientras la ONU mantenga esa ley, para mí al menos, no dejará de ser como un cementerio de elefantes, donde políticos defenestrados, amiguetes, arribistas, estómagos agradecidos, primos, cuñados… y un largo etcétera, encontrarán la manera de seguir viviendo de los demás, sin llevar a cabo un trabajo digno.
¡Que ustedes sigan bien!

P.S.
Los cinco países con derecho de veto en la ONU son:
Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

QUIEN ROMPE PAGA Y SE LLEVA LOS TIESTOS

Siento haber tenido que llegar a estos extremos, pero no me queda más remedio que entonar la celebérrima frase de nuestros años mozos “mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa”.

Y es que no puedo hacerlo de otra manera, pues realmente soy el único culpable y, por tanto, y como siempre se ha dicho, “el que rompe paga y se lleva los tiestos”.

Se me olvidó, sí, sencillamente se me olvidó cerrar el grifo cuando me iba de la casa, y un cúmulo de desgraciadas circunstancias se aliaron en mi contra y como resultado le dejé el piso a mi vecino de abajo hecho unos zorros; no sólo las paredes, algunos cuadros de autor que ya veremos en cuánto los tasan, muy posiblemente gran parte de la instalación eléctrica del piso, bastantes muebles que han quedado inservibles y todo lo que contenían, que por desgracia no era poco cosa, pues da la casualidad que mi vecino es un coleccionista empedernido de libros y sé que son bastantes los originales incunables (impresos antes del año 1500) con los que contaba en su colección, y ojo, no es que lo diga él, es que yo he tenido el placer de tenerlos en mis manos, de ahí que sepa con total seguridad que es cierto. Además, también me ha dicho el vecino que tiene algunos aparatos eléctricos y algunos electrodomésticos que parece ser que tienen mal apaño, por lo que también sumarán para el importe final, importe que me tiene un poco…

En fin, resumiendo, que ahora veremos a ver qué es lo que opina el seguro, que menos mal que lo tenía, porque si no hubiera sido directamente una ruina. No obstante, mucho me temo que por muy bien que se porte el seguro, servidor también tendrá que contribuir al descalabro con los exiguos ahorros que esta situación dramática de pandemia me ha dejado en el Banco al igual que a muchos de mis compatriotas.

Lo bueno, es que gracias a Dios no ha habido desgracias personales, porque eso no hubiera tenido remedio; todo lo demás, de una u otra manera se arreglará.

En fin, como ya os decía, aplicando el principio del mea culpa… no hay más remedio que apechugar con mi error y repetir y llevar hasta sus últimas consecuencias aquello de “el que rompe paga y se lleva los tiestos”.

Yo al menos no veo otra solución cabal y legal como esta.

¿Y vosotros, qué pensáis, qué opináis? ¿Veis alguna otra solución que pudiera ser más ventajosa para mí?

Pues bien, gracias a Dios todo lo anterior acabo de inventarlo, no ha pasado nada que se le parezca ni remotamente, pero quería poneros por unos momentos ante esa tesitura de desastre, y que recordarais como han actuado siempre las personas con dignidad y con honradez y todas aquellas instituciones, entidades, gobiernos, etc., que han existido principalmente para velar por el bienestar de sus ciudadanos.

Y ahora, he aquí mi planteamiento.

Si un país, de cuyo nombre no quiero acordarme (como decía nuestro ilustre Don Quijote de la Mancha) pero que todos conocéis, tiene el fallo de dejar una puerta abierta, y como consecuencia de ese fallo un virus muy peligroso escapa de la habitación, se propaga por el mundo, mata a millones de personas, deja muy tocadas a otras muchas personas, le da un zigzagueo a la economía mundial de padre y muy señor mío, manda a millones de personas al paro, crucifica a millones de pequeñas y medianas empresas y condena a la angustia a millones de autónomos, arrastrando entre todos ellos la vida (miserable vida) y milagros de pequeños y abuelos, incluyendo en medio a todos los demás, entonces ¿qué hacemos?

Yo lo tendría muy claro, como toda la vida se ha hecho, “el que rompe paga y se lleva los tiestos”.

¿Tú crees que será así?

Yo no quiero responder para que no te sientas obligado, pero sí te diré una cosa:

“Jajajajajajajajajajajaja”.

¡Que ustedes sigan bien!

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

DIGNIDAD

Según nuestro diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), en su acepción tercera, dice:

“Gravedad y decoro de las personas en la manera de comportarse.”

O sea, para que todos lo entendamos, lo que brilla por su ausencia en una gran mayoría de nuestra actual clase dirigente, y ojo, que no generalizo porque las generalizaciones nunca se corresponden con la realidad.

Siempre he dicho que entre nuestros políticos los tiene que haber buenos, dignos, responsables, pero o son tan poquitos que no se les ve o están ensombrecidos por la marabunta de indignos, arribistas, parientes, barrigas agradecidas y toda una caterva de personajes, que se dedican más a hacer su agosto y el de sus adláteres que a mirar por el destino de nuestro país y de sus ciudadanos.

No es mi intención aburriros con las miles de mentiras que todos hemos tenido la oportunidad de ver en directo por las televisiones o por las distintas redes sociales, pero sí quiero hacer hincapié en que parece ser que estamos estancados en esta podredumbre crónica de la que nos va a costar mucho sudor y esfuerzo salir.

Y por si no tuviéramos ya bastante con lo anterior, el maldito compañero de viaje desde hace más de un año, se empeña en no dejarnos tranquilos, causando miles de desgracias personales y familiares y un cuasi suicidio económico, que por ende y por si faltaba algo, también redunda y muy gravemente en las economías domésticas de miles y miles de familias, de muchos cientos de miles de ciudadanos que carecen y no pueden acceder ni a lo básico.

Parece que la mediocridad se ha instalado en nuestra sociedad con raíces bastante profundas, y tan es así que muchos de nuestros actuales dirigentes la usan como bandera de la que enorgullecerse, y la enarbolan con la arrogancia y el orgullo de las cosas excepcionales, cuando no dejan de ser, como ya decíamos, mediocridades.

Pero todavía hay algo más que me preocupa y es que el futuro que se adivina no es nada halagüeño, pues la maquinaria de poder está tan bien pertrechada y engrasada por las huestes incondicionales que ya he mencionado anteriormente (indignos, arribistas, parientes, barrigas agradecidas, etc.), que difícilmente el salir de esta etapa siniestra va a costar mucho tiempo y esfuerzo, si es que tenemos un poco de suerte y lo conseguimos.

Personalmente lo tengo muy claro; hay partidos políticos que jamás tendrán un voto mío, pues como hace mucho tiempo me decía un buen amigo, “si te engañan una vez, es culpa de ellos, pero si te engañan dos veces, es culpa tuya.”

Trataré por todos los medios de que jamás sea culpa mía.

Que ustedes sigan bien.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

VILLANOS EN LA CORTE

Por desgracia es una clase que últimamente abunda bastante más de lo que sería de desear. Vamos a referirnos a la última que están orquestando.

Y sí, se trata de esos indultos tan en boga que aparecen más en los telediarios últimamente que cualesquiera otra noticia.

Unos señores que se pasaron por el arco del triunfo nuestra “Constitución”, y por ende a todos los españoles amantes de la paz y la concordia que no pensamos como ellos; unos señores que intentaron pisotear nuestra “Libertad”, haciendo pasar por encima de todos sus particulares ideas; unos señores que malversaron fondos públicos para sus delictivos planes y que obligaron a los mozos de escuadra a mirar para otro lado; unos señores que convirtieron los medios de comunicación a su alcance en gacetillas y voceros de las tropelías que pensaban cometer, pensando que a fuerza de repetir una mentira muchas veces, acaba por ser verdad; unos señores, en definitiva, que fueron cómplices del peor delito que se puede cometer contra una sociedad democrática, que es la de saltarse nuestra “Carta Magna” intentando erigirse en cabecillas dictatoriales, haciéndonos comulgar a la mayoría de los españoles con ruedas de molino.

Y os pido perdón por haberles llamado señores, pues tal vez ellos son lo más alejado que puede haber de lo que realmente es un señor, pero es que si hubiera dejado volar a mi imaginación con el nombre a emplear para ellos…

Más bien habría que haberles llamado “condenados”, pues así resultaron todos ellos y con condenas muy serias, menores de las que nos hubieran gustado a muchos españoles, pero que como no puede ser de otra manera debemos respetar; baste recordar que, aunque hay muchos “Villanos en la Corte” que parece ser que no han aprendido la lección, las Leyes y las sentencias judiciales están para ser respetadas por todos los españoles, nos gusten o no.

Pues ahora, nuestro desGobierno, porque llamarle Gobierno sería un alarde de ingenuidad y una imprudencia muy grandes, hace ya tiempo que nos viene dorando la píldora sobre el próximo indulto de esta caterva de condenados en firme que intentaron pisotear nuestros derechos, y no es que yo lo esté descubriendo aquí, sino que cualquier persona medianamente sensata y a tenor de las noticias que a diario se encargan de hacernos llegar, tiene muy claro que el indulto viene de camino sí o sí, a pesar de que el Tribunal Supremo y la Fiscalía General del Estado se oponen a semejante medida.

Muchos de vosotros recordaréis que el 23 de febrero de 1981 hubo un serio intento de golpe de Estado, y que como resultado del mismo muchas personas fueron condenadas a penas bastante más altas que las que han recibido estos “condenados” de ahora.

Alguien puede imaginar que en su día, poco tiempo después del delito, el Gobierno de aquél tiempo hubiera dicho de indultar a Tejero y compañía; no, a mí no me entra en la cabeza y estoy seguro que a muchos españoles tampoco, pues los delitos cometidos eran lo suficientemente serios como para no reírles la gracia con un indulto.

Pues parece que nuestro desGobierno ahora sí lo va a hacer, pues todo apunta a ello; parece ser que estos “condenados” de ahora son más guapos que aquellos condenados de 1981, y que estos pueden pisotear nuestra “Constitución” y nuestras Leyes y aquellos no.

Pero claro, es que hay una gran diferencia, y es que entre aquellos políticos había grandes dosis de dignidad, y entre estos “Villanos en la Corte” no saben lo que es eso, pues tienen que rendir pleitesía a quienes con sus votos les mantienen en el poder, pues hoy en día y con el desGobierno que tenemos ya se sabe, lo primero de lo primero es el poder… y no importa a qué precio… después ya viene eso de los españoles y sus necesidades, pero esto es secundario.

¡Que no nos pase “ná”!

Que ustedes lo pasen bien.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Consejos vendo que para mí no tengo

Quienes me conocen saben que jamás he militado en un partido político, y yo añado que muy posiblemente nunca lo haga, a pesar de que ha habido hasta quien me ha retirado el saludo por no aceptar ir en las listas de algún que otro determinado partido político, pues han sido varios los oferentes.

Nunca me he caracterizado por ser políticamente correcto, y quiera Dios que pueda seguir disfrutando de esta libertad hasta el fin de mis días.

Creo que sois muchos los que conocéis mis críticas a todos los partidos que han gobernado el Ayuntamiento de Guadix y a algunos otros que han sido conniventes, y es que como decía el otro, “por la verdad, me matan”.

Pues bien, hoy le toca el turno al Gobierno de España, artista del postureo, predicador omnipresente e incumplidor de sus propias leyes.

No sé a vosotros, pero a mí me recuerda bastante a lo que está pasando en Venezuela la desinformación que sufrimos, porque no es de recibo que el primer fallecido en España por el Coronavirus fuera el pasado 13 de febrero en un hospital de Valencia, y la primera noticia que tuvimos todos de ello fue pasados 20 días de haber ocurrido. Esto suena y huele mal.

Estoy muy cansado de escuchar a unos y otros miembros del Gobierno lanzar a los medios, día sí y día también, soflamas grandilocuentes, que en algunos casos hasta han traducido en leyes para todos los españoles, y que luego ellos mismos se encargan de saltarse a la torera, pasándose por el arco del triunfo aquello de la igualdad de los españoles recogido en el artículo 14 de la Constitución Española, ese que dice: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

Y nuestros gobernantes, además de dar la impresión de que estuvieran paseando por su cortijo, España, si nos remitimos a sus actuaciones, son en algunos casos diametralmente opuestas a lo que legislan. Es el caso de algunos ministros, infectados por el Coronavirus que andan de acá para allá como Juanillo por su casa; consejos vendo que para mí no tengo.

No os aburriré con sus nombres porque son de todos conocidos, pero sí quiero dejar constancia del asqueo que me producen algunos de mis representantes políticos por su poco civismo y por su irresponsabilidad manifiesta, cuando deberían quedarse en sus casas por estar infectados, y en vez de eso andan por ahí dando bandazos como alma en pena que lleva el diablo, infectando a sus conciudadanos, esos a los que supuestamente deben proteger.

Crean, apoyan y lanzan a la ciudadanía por todos los medios a su alcance consignas de obligado cumplimiento, como el tan conocido y presente “YO ME QUEDO EN CASA”, y luego ellos hacen de su capa un sayo y actúan como les viene en gana.

Queda claro que las leyes no son para ellos… son para los demás.

Me quedo con la esperanza de que sigue habiendo buenos políticos responsables de sus actos, esos que se han contagiado y desde el minuto uno permanecen en sus casas, aunque por desgracia parece que son los menos.

Que el Señor nos ampare.

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

A la memoria de mi médico don Francisco Ruiz Sáez.

Y digo mi médico, usando el posesivo, porque así lo consideré hasta el día triste y aciago en que nos dejó.

Estoy seguro que habrá muchas más personas que así lo consideren también, y es que la verdad, no sólo era nuestro médico, sino que además era nuestro amigo, nuestro confidente, aquel al que acudíamos en busca de consejo en las más variopintas situaciones.

Don Francisco nació en la localidad alpujarreña de Almegíjar y conoció a su mujer cuando trabajaba de maestra en Sorvilán.

Comenzó los estudios de Derecho, pero pronto conocería su verdadera vocación. Gracias a Dios, para otros muchos y para mí, acabó abandonando esos estudios y se licenció en Medicina y Cirugía.

Llegó a Guadix procedente de Guadahortuna en al año 1975 y desarrolló una ingente y extraordinaria labor, no sólo profesional, sino también humanitaria, hasta más allá de su jubilación en el año 1987.

Sus dos hijos, han seguido el camino de su padre, aunque en distintas vertientes; su hija es médico y su hijo es farmacéutico.

El 26 de febrero de 2000 don Francisco nos dejó y con su pérdida nos quedó a los accitanos un hueco que difícilmente podremos cubrir.

Don Francisco era de aquellos médicos a la antigua usanza, que no sólo se conformaban con averiguar tu mal y tratar de remediarlo de la manera más rápida y eficaz, sino que además, se interesaba por ti, personalmente, y departía contigo sobre las más variadas cuestiones como si fuera tu amigo de toda la vida.

Personalmente, sólo el visitarlo, me creaba una tranquilidad de espíritu inenarrable. De hecho fue mi confidente en las más variadas situaciones, aquellas que a mí me parecían, por mi edad, como el fin del mundo.

Siempre tenía una palabra dulce, un sabio consejo, un chascarrillo oportuno, con el que te dejaba desarmado, y aquello que a ti te parecía insalvable, con su ayuda, se volvía casi anecdótico.

Todos sabemos que fruto de esa humanidad el Distrito Sanitario de Guadix ha tenido a bien poner su nombre a una de las salas del Centro de Salud de Guadix, para perpetuar su memoria y como reconocimiento a una labor personal y profesional que va más allá de lo estrictamente laboral.

Recuerdo que una noche de invierno, por culpa de unas ricas morcillas, tuve un cólico que me retorcía de dolor en la cama. Le avisamos de madrugada y poco después estaba allí poniéndome una inyección que me supo a gloria, ya que poco después dormía a pierna suelta como si nada hubiera pasado.

Sus palabras fueron: “Dentro de un rato dormirás como los angelitos, pero no quiero que abandones la cama en dos días”.

Al día siguiente tropezamos en la calle y al verme me sonrió:

– “No te dije que al menos estuvieras en cama dos días”.

– “Sí don Francisco, pero como me encontraba mejor, decidí levantarme”.

– “Pues menos mal que te dije dos días, porque si no hubieras sido capaz de levantarte anoche mismo”.

Y es que don Francisco cuando te atendía sabía muy bien como eras, y de ese conocimiento que tenía de ti, sabía aquello que tenía que decirte y aquello que tenía que callarse.

Él sabía que por nada del mundo yo hubiera faltado a mi trabajo.

Los últimos años de su vida, anduvo delicado de salud, con una enfermedad muy molesta que le hizo pasar la última gran prueba en esta vida, pero que sobrellevaba con su eterna sonrisa siempre que te saludaba; parecía que no pasaba nada y, la verdad, es que don Francisco se estaba preparando para abandonarnos, pero no quería dejar en nosotros un triste recuerdo.

Don Francisco, gracias por todo. Sabemos que allá arriba sigues velando por nuestra salud personal y espiritual.

Jesús Roberto Balboa Garnica

Agosto 2004

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Harto de totalitarismos

 

En nuestra actual democracia, se supone que cada persona, partido político o ente con derecho al sufragio puede votar, dentro de la legalidad, aquello que estime más conveniente. Creo que hasta aquí estamos todos de acuerdo.

Pero de vez en cuando y últimamente me parece que ocurre con más frecuencia de la que sería de desear, aparece algún “illuminati” que pone el grito en el cielo cuando no se le hace el gusto, como si fuera aún parte de aquellos señoritos que ordenaban y mandaban por encima del bien y del mal.

Pero en el caso que nos ocupa y que ahora os diré de quién se trata, se permite la licencia, fuera de toda regla democrática, que al parecer deben valer para todos excepto para él, de llamar “aberración democrática” a que unos determinados partidos políticos, usando de su derecho al voto libre, no le vayan a votar a él en el Parlamento catalán como futuro Senador del Reino de España.

Y sí, imagino que muchos de vosotros ya habréis reconocido al susodicho, demócrata de pacotilla que a la primera de cambio en que no se le hace el gusto, intenta cambiar a su mejor acomodo las normas que tenemos para todos, tildando de aberrantes a quienes han sido elegidos democráticamente por todos, pero que de alguna manera obstaculizan su camino para conseguir sus pretensiones a toda costa.

Hablo del señor Iceta, ese político del Partido Socialista Catalán (PSC), que se cree por encima del bien y del mal, y que como cualquier mozalbete contrariado en el partido de fútbol del barrio, ha puesto el grito en el cielo cuando salen las cuentas democráticas y las suyas no, permitiéndose el lujo de denostar a quien se interponga en su camino, camino bajo sospecha totalitaria a tenor de lo visto.

Y es que qué tendrá la política que el que la prueba no quiere salir de ella por nada del mundo, salvo muy honrosas y muy pocas excepciones.

Bien podría dedicarse este señor a cultivarse un poquito más, en vez de proferir contra quienes no le hacen el gusto esos exabruptos fuera de contexto y hasta de persona maleducada, pero es que claro, de donde no hay, difícilmente se puede sacar, pues recordemos que sobre semejante criatura no se sabe a ciencia cierta si acabó el COU, y difícilmente alguien con una formación tan eximia puede desempeñar cargos de la relevancia del que pretende este señor.

Y ojo, que no pretendo denostar a quienes por circunstancias de la vida no han podido acceder a una educación de más calidad o a unos estudios más completos, sino que pretendo demostrar que alguien con una profesión sencilla no es la persona más adecuada para diseñar aviones; como se solía decir “zapatero, a tus zapatos”.

 

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios